¡Un año del nuevo 0223!

Publicada 17/10/2013 |
comentarios

Carlos Marino, director de 0223

Mi primer contacto con el periodismo fue a los 13 años. Repartía diarios para el kiosco de Dorrego y Matheu. Teníamos tres repartos: uno el de la madrugada con La Capital, otro el de la mañana -porque siempre salía tarde- con El Atlántico y otro el de media mañana con los diarios nacionales. Lamentablemente, 25 años después la estructura de medios de Mar del Plata poco ha cambiado y Mar del Plata sigue teniendo dos diarios: uno que sale a la madrugada que quiere que las noticias no salgan de Mar del Plata y otro que sale a media mañana, pensado con una lógica porteña.

Hace tan solo un año tuvimos un sueño: generar el diario digital más importante del interior del país que refleje la política, la cultura, el deporte, el espectáculo, de una de las diez ciudades más importantes de la Argentina: Mar del Plata. Formo parte de una generación que vio a muchos de sus amigos irse del país y radicarse en otros lugares, producto de la crisis. La misma generación que no piensa quedarse cruzado de brazos para que nos cuenten lo que pasa. Con un equipo comprometido con la realidad y con la firme convicción de la pluralidad les digo gracias a todos los que de una u otra manera apoyan este proyecto y también le agradezco a los que lo boicotean o pretenden ignorarnos ya que nos hacen más fuertes y reafirman que estamos en el buen camino. Feliz cumpleaños al nuevo 0223 y a toda su redacción.   


Mariano Suárez

-¿Tiene Facebook y Twitter? ¿Los usa habitualmente?

Ésa era una de las preguntas del cuestionario que me dio el director de 0223, Carlos Marino, la primera vez que me entrevistó para sumarme al proyecto. Hoy confieso algo que él no sabe: no me cayó bien. Me sentí interpelado por un extraño que ni siquiera vivía en Mar del Plata. 

Pasó poco más de un año desde aquella entrevista, y 365 días clavados desde que el nuevo 0223 vio la luz. Cuando me dieron la responsabilidad de conducir la redacción pensé que iba a costar cambiar el perfil de un medio que había sido estrictamente político a un diario digital generalista. Que podíamos perder lectores, que podían no entender la nueva dinámica de actualización, que podía no gustarles el producto. Pero en este año quintuplicamos las visitas. Nos falta muchísimo para llegar a ser lo que pretendemos, pero tenemos claro que la información de Mar del Plata, al instante, con un lenguaje desestructurado, con fotos propias es el camino correcto. 

Lo más gratificante de este diario digital es que está vivo. Podemos saber qué le interesa a la gente, ellos pueden opinar, nos pueden corregir, sugerirnos temas. Nos escriben a través de Facebook nos hacen preguntas por Twitter. Nos envían la foto de un choque, nos avisan que van a realizar una protesta en el Municipio. El ida y vuelta con los lectores es la base de este proyecto. Hoy estoy convencido de que el nuevo 0223 llegó para quedarse. Que hay un público inmenso que espera un producto digital y de calidad, que les permita interactuar y sentirse parte. Hoy entiendo que esas preguntas tenían sentido. 


Luciana Acosta

Hace exactamente un año todos corríamos en la redacción de 0223: había llegado por fin el día del relanzamiento del sitio. En esta nueva etapa del diario digital se consolidó nuestro equipo de periodistas, algo que permitió que se ampliaran los horizontes y se propusieran nuevos objetivos. Nuestros lectores, para los que trabajamos todos los días del año, pronto se sumaron a este proyecto con opiniones, sugerencias y críticas, y nos obligaron a redoblar el esfuerzo.

Desde la sección de Sociedad de 0223 apostamos a contar historias de la gente de Mar del Plata, de vecinos que ante la ausencia del Estado se organizan y pelean por sus derechos; de personas que silenciosamente dan una mano a otros que lo necesitan. Así, entre otras cosas, supimos de una joven madre que buscaba salir del mundo de la prostitución y conocimos a Graciela y su nietito, un gurí de ojos grandes y negros, que viven en una casilla de cartón en Vértiz y la vía, en medio del barro y el abandono.

Hoy, a 365 del comienzo de período de este diario digital, esta redacción continúa en constante movimiento y quienes la integramos, con el compromiso intacto.


Sebastián Lisiecki

Hace 365 días comenzamos una nueva aventura. 0223 ya existía, y eso hacía que la mirada de todos sea diferente. No era sólo renovarse, sino demostrar el cambio que se producía, con la misma seriedad de siempre, defendiendo los intereses de Mar del Plata y reconociendo las cosas que iban por el camino que nos parecía correcto. En nuestra sección deportiva, también hubo que mover la estantería porque a la habitual cobertura de los representantes locales en los torneos nacionales de básquet y fútbol, le agregamos la difusión de muchas actividades que no se dan a conocer o no tienen el alcance de los deportes más populares.

El desafío parece haberse cumplido con creces. Al menos eso nos demuestran los que día a día confían en nuestra información, protagonistas que eligen 0223 para hablar de temas importantes y difundir las actividades. Es nuestra obligación de reforzar diferentes actividades y llevar lo que la gente quiere saber. Apuntamos no sólo al amante de Aldosivi, Alvarado, Peñarol y Quilmes, sino también a los deportistas amateur, que se esfuerzan y llevan el nombre de Mar del Plata por todo el país. Hacia allí vamos.


Carlos Walker 

“¿Ya los compró Pulti con la pauta oficial?”, fue una de las preguntas que más escuché hace un año al conocerse la venta de 0223. Al transcurrir 365 días, la respuesta está a la vista ¿no? "El periodismo es libre o es una farsa", dijo Rodolfo Walsh. Libre, una palabra que disfruto diariamente en la redacción de este diario de noticias.


Este proyecto cumple un año y en el análisis entran en juego muchos factores, algunos del ámbito privado del grupo de trabajo, otros que quedan en evidencia frente a los marplatenses en las publicaciones. Se intentó generar un medio completo, innovador, apostando a Internet como el espacio por excelencia de comunicación y creo superamos ampliamente las expectativas, convirtiéndonos en generadores de opinión y mostrando que desde Mar del Plata se puede desarrollar un producto que nada debe envidiarle a los medios nacionales.

Personalmente considero que el periodismo debe adaptarse a los avances tecnológicos, nunca dejando de lado la génesis de la profesión, pero aprovechando los recursos que nos brindan estas herramientas. A un año de haberme embarcado en este proyecto, con errores y virtudes, logramos que los marplatenses conozcan a 0223 y nos reconozcan la garra que invertimos a diario para lograr ser los mejores.


Guillermo Contreras

Como experiencia personal y profesional me ha resultado muy enriquecedor el vivir día a día cómo vive y siente mi querida ciudad. El conocer los diferentes actores y problemas diarios que tienen los marplatenses me involucra más en esta linda y exigente profesión que es el periodismo.


Francisco Giovanoni

Sinceramente me pone muy feliz celebrar hoy el primer año de 0223 siendo integrante del staff periodístico de este gran emprendimiento. Como lector y periodista, recuerdo que me generaba expectativa la renovación de la página cuando en su momento fue anunciada. Se preveía un proyecto serio, que intentara romper los moldes establecidos en la ciudad. Y grata fue la sorpresa cuando observé de inmediato que la página ya proponía un alto nivel de compromiso con la información, su forma de presentarla, su dinámica y actualización. Desde entonces, y en un momento personal de escaso trabajo como periodista, íntimamente deseaba poder formar parte algún día de 0223.

En abril llegó ese llamado, casi inesperadamente, y aquí estoy contento por distintos motivos: porque trabajo en un lugar serio y responsable, dentro de un proyecto que intenta crecer día a día y sin ponerse ningún techo. Rodeado de excelentes profesionales y mejores compañeros, conformando un equipo de trabajo cuya labor genera que hoy 0223 se haya consolidado como un sitio ineludible a la hora de saber qué pasa en Mar del Plata, minuto a minuto.

En tiempos de multimedios que siguen en pie con guiños del poder, de pocas oportunidades serias para trabajar como periodista en la ciudad, uno se siente privilegiado de estar en 0223. Con libertad para pensar, opinar, informar. Con un diálogo fluido con los “jefes”, siempre abiertos a las propuestas, sabiendo escuchar a los que trabajamos.

Felicidades, 0223. Gracias, salud, y por muchos años más.


Agustín Marangoni

Reconozco que no leía 0223. No me interesaba ni el tratamiento de la información, ni el estilo, ni la forma, ni el diseño, ni nada. No me gustaba. Cuando surgió la posibilidad de entrar al staff –hace cronométricamente un año– me hice e hice muchas preguntas. La primera y fundamental era la durabilidad de proyecto. La intención, se dijo, era reestructurar la gramática de trabajo para consolidar un espacio periodístico de Mar del Plata y la región. Buen comienzo. Pero la durabilidad de un proyecto depende de la fortaleza de sus integrantes, de su calidad como personas y de su profesionalismo. Estamos en tiempo de discusiones serias sobre el rol de los medios, lo que sí, lo que no, lo que se puede y lo que conviene. Los lectores reciben un producto, lo toman o lo dejan. Los que estamos adentro tenemos una visión distinta que se construye en equipo. No existe el periodismo en solitario: el periodismo es una discusión constante entre actores del día a día, y también entre colegas. Ahí está el punto fuerte de 0223 hoy, una redacción joven con empuje y compromiso. Hay sed, inquietudes. Primer año de la nueva etapa: pulgar arriba.


Roberto Garrone

A un año de la renovación del portal creo que lo más valioso que entregó 0223 en este tiempo fue haber podido romper con la actualización espasmódica de la información que dominaba hasta ese momento a los sitios de noticias. Eran diarios colgados en la web. 

En el reino de la inmediatez que nos regala Internet, el portal ha tratado de responder a las necesidades de los lectores que buscan información, análisis y opinión en un sitio ágil y dinámico. 

La transformación no hubiese sido posible sin la intención primaria de darle valor a los contenidos. Y en esto mucho tiene que ver el equipo de trabajo que se ha formado y del que me gusta formar parte. Pasó un año... que vengan muchos más.


Diego Berrutti

Cuando me llamaron de 0223 no lo dudé un segundo. Era el trabajo que siempre quise hacer. Entrar como reportero gráfico a un medio y hacer lo que me gusta me dio ganas de seguir progresando. Además no son muchos los sitios de noticias importantes en Mar del Plata, y 0223 es uno de ellos.

Ya pasó un año y el portal creció de manera increíble. Eso se debe al trabajo incansable de un grupo de profesionales que día a día aporta lo suyo para seguir creciendo.


Daniel Ambrosino

Cumplir un año no es poca cosa. Cumplir el primer aniversario es importante para lanzarse hacia el futuro. Es empezar a crecer y no parar más.

Para mí es un placer ser parte de este proyecto que cada día crece más y más. Que cuenta con toda la información que ocurre en la ciudad más amada por mí. Ser parte de 0223 también es sentirme parte de algo que no tiene techo, que no existen los límites y que el futuro se abre paso ante nosotros. Ser parte de 0223 es participar de un equipo de gente que pelea minuto a minuto por informarte. Ser parte de 0223 es ser parte de Mar del Plata.


imagen